¿Cómo cuidar la apariencia facial en hombres?

El cuidado de la apariencia facial es crucial para los hombres que desean lucir su mejor aspecto. Una piel saludable y una barba bien cuidada pueden marcar una gran diferencia en la percepción y confianza personal.

Pero ¿Dónde se origina esto?

Inicios

Si nos remontamos a sus orígenes podemos remontarnos a diversas culturas antiguas, donde el cuidado personal y la apariencia estética desempeñaban un papel significativo. Una de ellas es el antiguo Egipto, se cree que tanto hombres como mujeres utilizaban aceites y ungüentos para el cuidado de la piel, y se realizaban rituales de limpieza facial utilizando ingredientes naturales. Asimismo, en la antigua Roma y Grecia, el baño y el cuidado personal eran parte integral de la vida diaria, y se empleaban diversos productos para el cuidado de la piel y el rostro.

Frente a una época mucho más contemporánea, especialmente en países como China, Japón y Corea, el cuidado de la piel ha sido una práctica arraigada durante siglos, con el uso de diversos tratamientos naturales y fórmulas herbales para mantener la piel sana y radiante, tanto en hombres como en mujeres.

En la cultura occidental, el área de cuidado facial ha experimentado un renacimiento en las últimas décadas, a medida que la conciencia sobre la importancia del cuidado personal y la apariencia ha ido en aumento. Los avances en la industria de la belleza y el cuidado de la piel han llevado a una mayor disponibilidad de productos específicamente diseñados para las necesidades de cuidado facial masculino, lo que ha contribuido a que este sea un aspecto cada vez más relevante en la rutina diaria de muchos hombres.

En la actualidad, el cuidado facial abarca una amplia gama de productos y tratamientos, desde limpiadores faciales y cremas hidratantes hasta productos para el afeitado y el cuidado de la barba, reflejando la diversidad cultural e histórica de las prácticas de cuidado personal en todo el mundo.

Rutinas de skincare y el cuidado personal

Para un aspecto agradable y que entregue confianza, es fundamental establecer una rutina diaria que incluya limpieza e hidratación. Algunas herramientas y accesorios como limpiadores faciales suaves, exfoliantes no abrasivos y cremas hidratantes específicas para el rostro pueden ayudar a mantener la piel limpia, suave y nutrida.

Además, para aquellos que optan por llevar barba, el cuidado adecuado es esencial. Para mantenerla bien arreglada, es útil el uso de aceites o bálsamos, también una buena crema hidratante y un perfil bien definido otorga un aspecto bien cuidado, varonil y estéticamente agradable a la vista.

Para el cuidado de la piel, existen diversas opciones y maneras de mantenerla brillante, tersa y bien cuidada. Se sugiere productos que incluyan ingredientes naturales, ya sea carbono activado o derivados que estén presentes en la naturaleza como el árbol de té, exfoliantes con base cítrica o bambú, también es fundamental el uso diario de crema solar para la protección frente a los rayos UV.

  • Crema solar

    La característica más importante dentro del bloqueador no es su factor de protección UV (aunque, recomendamos que sea el más alto que se pueda adquirir), si no más bien la frecuencia con la que se usa. Se sugiere aplicarse todos los días, independiente si está soleado o nublado, si está programada alguna cita o viaje.

  • Cremas hidratantes

    Identificar el tipo de piel que tienes (seca, sensible, grasienta o mixta) es fundamental al momento de seleccionar la crema hidratante adecuada, los mejores resultados que puedes encontrar es una piel brillante, sutilmente dorada y tersa. Por ejemplo, si tienes una piel seca, es conveniente buscar cremas que contengan emolientes y humectantes intensivos, por el otro lado, para pieles grasas, se pueden buscar cremas con fórmulas más ligeras o libres de aceites. También busca cremas que tengan ingredientes naturales, ya sea ácido hialurónico, glicerina, aloe vera, vitaminas y antioxidantes que ayuden a mantener la piel hidratada y protegida.

  • Exfoliantes

    Los más recomendados son los exfoliantes físicos, estos contienen partículas abrasivas abrasivas (como microgránulos, azúcar o cáscara de nuez), que facilitan la eliminación de células muertas de la piel mediante la fricción, se debe tener cuidado al seleccionar un exfoliante para no dañar tu piel ni dejar marcas. Asegúrate que contengan ingredientes naturales como el aloe vera, manzanilla u otros extractos botánicos que suavicen e hidraten la piel durante el proceso de exfoliación, evita los ingredientes artificiales o que causen irritación.

Recuerda que la constancia y frecuencia forman parte fundamental del cuidado de la piel, de nada sirve adquirir un montón de productos si los usarás cuatro veces al año, por otro lado, tampoco debes aplicarlos todos los días (como en el caso de los exfoliantes) ya que podrían perjudicar más de lo que te benefician.

También te podría interesar